Gastos y deudas de la sociedad de gananciales

Se trata de una regulación compleja, por lo que resulta conveniente fijar algunas ideas que ayuden a comprender la regulación contenida en el Código Civil.

En primer lugar, el régimen de gananciales se caracteriza por la presencia de tres patrimonios: el común y los dos privativos. El patrimonio común está compuesto por un conjunto de bienes afectos al pago de determinados gastos y deudas. Esto último quiere decir dos cosas:

  • Que hay gastos y deudas puestos por el Código Civil a cargo del patrimonio común, de forma que es a ese patrimonio al que corresponde afrontarlos definitivamente. Puediendo hablar en tal caso de responsabilidad definitiva o interna.
  • Que hay gastos y deudas de los que responde directamente el patrimonio común aunque dichos gastos o deudas no sean de aquellos que el Código Civil pone definitivamente a cargo del citado patrimonio común. En este hablaremos de responsabilidad provisional o externa.


Estas mismas reglas son de aplicación respecto a los patrimonios privativos: también en relación con ellos hay una responsabilidad provisional y otra definitiva.

Pero aunque hay tres masas patrimoniales, los deudores son únicamente dos: los cónyuges. El patrimonio común es de ambos, porque la sociedad de gananciales carece de personalidad jurídica propia.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE