Las medidas en relación a los hijos tras el divorcio

El Código Civil establece un principio orientador de cuantos pronunciamientos contenga la sentencia de nulidad, separación o divorcio, respecto de los hijos y, sobre su base, la regulación de tres esferas que se refieren a aquéllos:


1) Los hijos siguen a cargo de sus padres: Todas las medidas contenidas en cuanto a los hijos van encaminadas a que el daño que la sentencia pueda producirles sea el menor posible. En principio, la titularidad respecto a los hijos se mantiene para ambos padres salvo que alguno de los cónyuges incurra en una causa grave de privación de la patria potestad, decretada por el juez. 


2) El deber de alimentar a los hijos: corresponde cumplirlo a los padres, aunque no tengan sobre ellos la patria potestad. El Juez adoptará las medidas convenientes para asegurar su cumplimiento.


3) Visita, comunicación y compañía: Al objeto de posibilitar el cumplimiento del deber de velar por los hijos, que corresponde a los padres siempre, aunque no ostenten la patria potestad, el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores incapacitados gozará del derecho de visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. El Juez determinará el tiempo, modo y lugar del ejercicio de este derecho, que podrá limitar o suspender si se dieren graves circunstancias que así lo aconsejen o se incumplieren grave o reiteradamente los deberes impuestos por la resolución judicial.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE