¿Cómo varían los impuestos a pagar tras el divorcio?

Entre otras muchas preocupaciones, el divorcio suele acarrear dudas acerca del régimen fiscal que va a quedar tras la ruptura del matrimonio. La declaración de la renta, transmisiones patrimoniales, patrimonio... Si no le queda claro cómo debe proceder, no dude en contactarnos, estamos aquí para ocuparnos de estos trámites.

En grandes líneas, lo primero que debe tener en cuenta, por ejemplo para el IRPF, es que se tiene en cuenta la situación familiar a 31 de diciembre. Por eso, si la sentencia de divorcio es anterior a esta fecha, cada cónyuge deberá hacer su propia declaración, una por unidad familiar. ¿Y cómo computan las pensiones? Pues bien, la pensión de alimentos supone un gasto para el obligado al pago, pero no un ingreso para el que la recibe. La pensión compensatoria supone un gasto para el obligado, y un ingreso para quien la recibe.

¿Y la vivienda? Tenga en cuenta que si cada cónyuge ha recibido la mitad, queda exenta del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Pero si una de las partes recibe más que la otra, se podrá exigir que esa cuantía superior tribute como donación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

¿Y el resto del patrimonio? Como los bienes patrimoniales han dejado de ser comunes, ya no deberá declararse por todos los bienes comunes, sino que cada ex-cónyuge declarará por su patrimonio individual en el Impuesto sobre Patrimonio.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE