LA CUANTÍA DEL CRÉDITO DE PARTICIPACIÓN

El importe del crédito de participación se fundamenta en la diferencia entre los patrimonios final e inicial de cada cónyuge. Con el citado presupuesto el cónyuge cuyo patrimonio haya experimentado menor incremento percibirá la mitad de la diferencia entre su propio incremento y el del otro cónyuge. Mas, si sucediera que sólo uno de los patrimonios arrojase resultado positivo, el derecho de participación consistirá, para el cónyuge no titular de dicho patrimonio, en la mitad de aquel incremento.

El artículo 1.429 del Código Civil admite que se convenga una participación distinta a la expuesta más arriba, concretamente: un treinta por ciento en lugar de la mitad. ¿Con qué fin? Con el de salvaguardar un principio de reciprocidad, ya que la participación convenida deberá regir por igual y en la misma proporción respecto de ambos cónyuges, y además, con la finalidad de que no se produzca una eventual lesión de los derechos hereditarios de los descendientes, no podrá pactarse una participación que no fuera por mitad de existir descendientes no comunes.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE